En 1958 conocí a este niño maravilloso que soñaba con convertirse en piloto, se divertía soñando, construyendo aviones de modelismo y sus hélices. Comenzó como piloto de pequeños aviones de turismo porque amaba el encanto único de la aviación y vivía para alcanzar esa sensación de libertad que podía brindarle el aire y con el sueño de descubrir y explorar el mundo. Era un piloto de nacimiento, y deleitándose con aviones acrobáticos se dio a conocer en el mundo de la aviación. Un día hubo una terrible emergencia, y le llamaron para que rescatara de las llamas a un pequeño pueblo de montaña.

Era un piloto de nacimiento, y deleitándose con aviones acrobáticos se dio a conocer en el mundo de la aviación. Un día hubo una terrible emergencia, y le llamaron para que rescatara de las llamas a un pequeño pueblo de montaña. Era una tarea ardua y peligrosa, pero su sentido de la libertad lo llevó a aceptar. Al borde de las llamas controló el incendio y devolvió la libertad a aquellas personas.

Muchos años han pasado, el trabajo extremo es un intenso recuerdo, pero su encanto, su espíritu libre y su sueño siguen viviendo en él, que pilota con pasión los aviones de línea más grandes volando por los cielos para descubrir el mundo.

marca
área segura
configurator
productos
.

VIVE TUS SUENOS. VISTE PAYPER.